Cine jondo (I parte). Flamencos de bodegón. La fórmula Saura

15 Nov

Dos películas de lo más flamenco han sembrado de compás las pantallas españolas en el último año. Por un lado el tercer bodegón flamenco de Carlos Saura, Flamenco, Flamenco y por otro el documental Morente, de Emilio Ruiz Barrachina, testimonio último  del cantaor granadino grabado días antes de su desaparición. Ambas películas acaban de salir en DVD y por poco más de 10€ no debe quedar flamencólico en el mundo que no les haga un hueco en su estantería.



 Flamenco, flamenco es la tercera entrega de bodegones flamencos -tras Sevillanas  (1982) y Flamenco (1994)- que realiza el gran director Carlos Saura. Una fórmula que no por repetida pierde interés y que nos ayuda a sacar una foto de grupo más o menos fiel del flamenco de los tiempos en los que se ha grabado.

Carlos Saura es uno de esos personajes a los que el flamenco le debe más de una ronda. Como hablábamos en el post dedicado al cantaor Rafael Romero, su fascinación por lo jondo ya está presente en uno de los primeros títulos de su filmografía Llanto por un bandido (1963). Años más tarde se intuye de un modo más quinqui, más rumbero,  en Deprisa, deprisa (1980) y cuaja definitivamente en la trilogía Bodas de sangre (1981) Carmen (1983) y  El Amor Brujo ( 1985) con Antonio Gades y Cristina Hoyos como principales aliados.  Otros títulos como Salomé  o Fado tienen también su pellizco, pero la confirmación llega muy especialmente con la nueva trilogía (que no sabemos si será teatralogía) Sevillanas, Flamenco y Flamenco, flamenco;  y con el espectáculo Flamenco de Hoy que Saura presentó en los Verano de la Villa 2009.

¿Qué hay de nuevo en Flamenco, Flamenco? En realidad poco. Una escenografía algo más barroca en la que toma protagonismo una selección pictórica que va desde Romero de Torres hasta los pintores románticos, y algún número más arriesgado como el que le costó un resfriado a Eva Yerbabuena y Miguel Poveda (ambos hacen doblete en la peli) que bailan y cantan bajo un aguacero impresionante. Por lo demás, la fórmula se repite.  Grandes nombres, buena música –aunque algo carente de profundidad con respecto a las anteriores- y una dirección de fotografía magistral de Vittorio Storaro, pieza insustituible en la filmografía de Saura en las dos últimas décadas.

Lo mejor, el baile

Saura saca lo mejor de los flamencos y ellos le son fieles. Por eso, en las tres películas de esta serie han repetido Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar, dos de los más inaccesibles del flamenco. Si hay algo en lo que la nueva entrega sí es superior a las anteriores creo que es en el baile. Están especialmente bien  Sara Baras y Farruquito;  sorprenden su hermano de 8 años El Carpeta  -que es como aquellos muñecos de Charlie y la fábrica de chocolate, un umpa lumpa del flamenco – y sobre todo Rafael Estevez , Nani Paños y Patricia Guerrero acompañados por la guiajira primorosa de Arcángel.

Saura hace el intento de descubrirnos caras nuevas y lo consigue a medias. La feliz adquisición de María Bala y su doliente saetala incorporación de Jesús Méndez   queda empañado por el desequilibrio entre las voces que abren la película, el rajo tánico, áspero, de un desconocido Carlos de Pepa con la voz insulsa de Mari Ángeles Fernández, a quien creo que su padre no hace ningún favor metiéndola tan pronto en estos berenjenales. Estoy seguro que cada uno de los flamencólicos lectores de este blog tendran un plantel diferente de actuantes –igual que lo tienen Saura y su asesor artístico Isidro Muñoz– pero a mi se me ocurre que jóvenes como Marina Heredia o Rocío Márquez podrían haber desentonado menos. Otras voces que destacan (aunque al servicio del baile) son las de Enrique El Extremeño y Encarna Anillo. La gitanísima soléa por bulerías de Montse Cortés, de lo mejorcito.

Entre las ausencias, la de Diego El Cigala y, sobre todo, la de Enrique Morente, pieza insustituible del flamenco precisamente por haber ido siempre a su aire. Su vacío lo cubre la familia al completo, desde Aurora, su mujer, a Enrique (hijo) o Soleá que junto a sus tíos y tías arropan a Estrella en unos preciosos tangos de Graná.  De ellos, de los Morente y sobre todo de la película que grabó Emilio Ruiz Barrachina con el patriarca hablaremos mañana.

Que un año después de presentarse la película no se haya editado una banda sonora de tanta calidad muestra el momento que viven las discográficas. Mientras sale o no, nos conformamos con este DVD del que recomiendo – casi tanto como la película-  el Making off que firma Paco Millán un interesante director que ya hace años sorprendió con Around flamenco, una gran trabajo sobre la universalidad de esta música.

Anuncios

2 comentarios to “Cine jondo (I parte). Flamencos de bodegón. La fórmula Saura”

  1. grego diciembre 27, 2012 a 1:04 pm #

    mañana cuando venga yo te voy adecir morena yo te voy adar poder cantar contigopor la madruga ay ole morena por la madruga pom pom pom pom insuperable qien es la cantadora y titulo de la cancion por favor no viene en la bso gacias magiistral la pelicula me encanto

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cine jondo (II). “Morente” de Barrachina o el doloroso scoop del flamenco « Flamencólicos - noviembre 17, 2011

    […] diferencia de Flamenco, flamenco de Saura, Morente de Barrachina no esperó mucho para poner en el mercado la BSO con los mejores momentos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: