La noche que Chavela se reencontró con Lorca

11 Jul

Hacía tiempo que Chavela y Federico habían quedado en el lugar de siempre. Su reencuentro de anoche en la Residencia de estudiantes tuvo dos alcahuetas de lujo, Martirio y Miguel Poveda y un plantel de músicos que convirtieron la cita en una noche mágica de poesía, de emociones y de arte grande sin etiquetas .

Un par de horas después de terminar el recital, Raúl Rodríguez, musicazo, hijo y escudero de Martirio, decía muy serio: “Los Macorinos, Jesús Guerrero y yo hemos sido los pajes que llevábamos las arras;  mi madre y Miguel Poveda han sido los testigos; vosotros los invitados;  y Chavela y Federico, los novios”. La iglesia, un lugar sagrado para la cultura y la historia de este país, La Residencia de Estudiantes, vestida de verbena con sus globos de papel y sus lucecitas.

Como anunció Laura García Lorca antes de comenzar,  Chavela le debía este encuentro homenaje a Federico después de sentirlo tan cerca en sus anteriores visitas a La Resi. Y ha sido ahora, a los 93 años, tras publicar La Luna Grande, Homenaje de Chavela Vargas a Federico García Lorca y “después de andar de resbalón en resbalón y de tequilazo en tequilazo”, sentenciaba Chavela.

Y Chavela, sentada en un trono con ruedas vestido con un poncho de colores, convirtió el encuentro en una celebración. Limitada e inconmensurable al mismo tiempo, presidió el homenaje que pasaba por Lorca pero también por Agustín Lara o José Alfredo Jiménez, por las recién estrenadas composiciones y por los temas de siempre.

Una escucha colectiva de algunos temas del nuevo disco se alternaba con las canciones en vivo que los tres cantantes iban regalando con una emoción contenida. La genial costarricense – mexicana de adopción- pasó en pocas horas de estar enchufada a una bombona de oxígeno a alzar el grito roto con alguno de sus temas más conocidos. Del titubeo, a la asfixia pasando por los recitados más hermosos que uno pueda imaginarse, acompañada por las guitarras vibrantes de Los Macorinos. Todo arte y todo verdad. Carmen Linares, como siempre disfrutando de los compañeros entre el público, no paraba de decir “qué manera de poner la voz. Cómo se puede afinar así con 93 años”.

A su derecha Martirio, generosa y solícita para dictarle letras o acariciar su mano, personalísima y entonadísima apoyada en las cuerdas firmes y lúcidas de su hijo. Ya es hora de que la busquemos más allá de su estampa de rockera folclórica. Detrás de las peinetas y las gafas oscuras hay una artista muy grande con una carrera brillante.

Sonetos de Amor Oscuro

A su izquierda, más emocionado que nunca, un cantante que no paró de amarrar las energías para no tapar a nadie. Miguel Poveda es, con toda probabilidad, el más versátil de nuestros artistas de hoy día, capaz de cantar por soleá, pasar por la copla o el fado, el tango argentino o sentarse con una sinfónica. Ayer transitó con una soltura apabullante por las mejores canciones de Chavela.  Su versión de Ojala que te vaya bonito, con final mirando a la Vargas, fue grandiosa. Antes, con la guitarra de Jesús Guerrero, nos había abierto las venas  con una versión de los Sonetos de Amor Oscuro de Lorca.

El final con las tres voces cantando el Volver Volver, con la participación espontánea de las 700 gargantas –con sus 700 nudos- fue el acabose.  Es un lujo para una institución de la que pecamos de hablar en pasado escribir nuevos episodios como éste para seguir pensando en el futuro. Felicidades a la Resi y a la Fundación García Lorca.

Artículos relacionados

Lorca más flamenco 75 años después

Borrachera de Miguel Poveda en el Teatro Real

Anuncios

2 comentarios to “La noche que Chavela se reencontró con Lorca”

  1. Aldo enero 20, 2014 a 3:53 pm #

    Faltó ahí una representante mas de México, faltó Eugenia León cantando las bellas obras de Agustín Lara, como lo hizo acá en México en el Palacio de Bellas Artes

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo terminar bien un año flamenco para olvidar. Ideas jondas para regalar | Flamencólicos - diciembre 15, 2013

    […] escenario de La Chamana en aquel mítico concierto de la Residencia de Estudiantes que vivimos y que ya contamos en Flamencólicos.es . Las vivencias de ese día están en la voz de Martirio y en el toque reposado –como el tequila- […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: