Tag Archives: Carmen Amaya

Camarón: flamenco y revolución. Retrato de cuerpo entero del mito y del hombre

2 Jun

CAMARÓN_FLAMENCO-Y-REVOLUCIÓN-2Tan real como un correazo en la espalda. Así es Camarón: Flamenco y Revolución, la biografía audiovisual que acaba de estrenarse, un viaje que se inicia con una sonrisa y se termina, 104 minutos después, con una mueca de rabia en la cara por una historia que se torció. El director Alexis Morente no esquiva polémicas ni fracasos en un collage intenso de imágenes ensartadas por un guion magistral que toma vuelo en la voz de Juan Diego.

Sigue leyendo

Anuncios

Paco del Pozo y la chulería del flamenco de Madrid

10 Jun

paco del pozo_4Madrid para el flamenco es mucho más que la fonda donde venían a parar los artistas del sur cuando querían ganarse los jurdós. El roce hace el cariño y desde los comienzos los autóctonos fueron impregnándose de lo mejor que traían los cantaores, bailaores y guitarristas de fuera. Eso es lo que ha querido contar – y reivindicar – Paco del Pozo en su espectáculo Entrar cantando en Madrid, que este domingo se presentó en el Teatro de la Abadía, dentro del Festival Suma Flamenca. La propuesta – que sirvió para ver a dos grandes madrileños como Concha Jareño y el propio Paco del Pozo – es una investigación profunda que nos ayuda a detenernos en figuras como el vallecano Angelillo y a descubrir a otros cantaores del foro como Chato de las Ventas, Chata de Vicalvaro o El Mimi. Además, sirve como homenaje a otros flamencos que hicieron carrera en la capital como La Paquera, Chacón o Morente. Sigue leyendo

El Niño de las Habicas, primer concertista flamenco

4 Feb
Paco de Lucía, Morente y un joven Jerónimo con Sabicas. Foto flamenco-guitars.com

Paco de Lucía, Morente y un joven Jerónimo con Sabicas. Foto flamenco-guitars.com

Este jueves se celebró en La Casa Encendida de Madrid una mesa redonda para recordar la figura de Agustín Castellón Sabicas en el centenario de su nacimiento. Sin duda, un adelantado a su tiempo, un gran revolucionario y un personaje único que tuvo que irse a Nueva York para no pasarse la vida comiendo habicas. Sabicas, era capaz de mantener a un auditorio absorto en las 6 cuerdas durante dos horas, sin más acompañamiento que su silla y su apoyapiés. ¿Lo resistiríamos hoy día? ¿ha cambiado la audiencia o han cambiado los intérpretes? Sigue leyendo